El departamento de Propiedad Intelectual está especializado en obtener la mejor protección de las obras que crean y desarrollan sus autores, registrando obras literarias y artísticas, programas de ordenador, obras musicales, cinematográficas o de arte y esculturas entre otros.